Fisiatría en Villa María


En Centro de Neurorehabilitación Despertares lo invitamos a que conozca nuestras especialidades y las características que cada área contiene.

Neurokinesiología

Consiste en la reeducación funcional de la persona con alguna secuela neurológica por medio del aprendizaje motor. Este es la base del tratamiento y parte de las capacidades que favorecen la independencia y mejoran la calidad de vida en relación con la secuela que presenta el paciente, es decir, implica enseñar a esa persona a dominar su cuerpo con relación a las necesidades cotidianas y a las que su interés genere partiendo de las posibilidades que tiene por su patología.

La neurokinesiología forma parte del abordaje integral e interdisciplinario de aquella persona con una secuela neurológica, haciendo hincapié en el aprendizaje motor como base del tratamiento. Este es el objetivo que persigue el proceso de rehabilitación neurológica.

Volver

Área de neurofonoaudiología

Área de adultos:

El daño neurológico en los adultos se manifiesta con la pérdida de la función del lenguaje comprensivo - expresivo, es decir, en la posibilidad de comunicación con los demás.

En estos pacientes también se altera el funcionamiento de los grupos musculares orofaciales intra - extra oral, deglutorios y respiratorios.

Área de niños:

En los niños con daño neurológico y/o motriz puede haber una desarmonía de la función, entorpecimiento o enlentecimiento el desarrollo, requiriendo de un mayor grado de asistencia y protección.

Es por esto que cuanto “menor sea el niño, mayor serán las posibilidades de progreso terapéutico debido a la plasticidad neurológica, teniendo la posibilidad de actuar sobre la prevención en la etapa temprana”.

Terapia ocupacional

La terapia ocupacional ayuda a las personas a realizar las actividades de la vida diaria que sean importantes para su salud y bienestar a través de la participación en ocupaciones valiosas. El objetivo general es el de mejorar la calidad de vida consiguiendo el máximo nivel de autonomía e integración de la persona.

Volver

Educación especial

La integración escolar es el proceso mediante el cual los niños y jóvenes con necesidades educativas especiales tienen la oportunidad de incorporarse al sistema educativo regular en igualdad de condiciones y oportunidades que el resto de la comunidad escolar.

Abarca una población entre 3 y 18 años de edad o hasta finalizar el ciclo de escolaridad que cursa. El apoyo a la integración escolar está a cargo de equipos técnicos interdisciplinarios, conformados por profesionales y docentes especializados. La atención puede brindarse en escuela común, en consultorios, en domicilios, forma simultánea y/o sucesiva según corresponda. En efecto, integrar es un medio que posibilita desarrollar a los niños y jóvenes con necesidades educativas especiales una vida escolar como ser social, brindándo la escuela los medios y condiciones adecuadas, atendiendo a su desarrollo personal con todas las ayudas pedagógicas especializadas y técnicas específicas que requiera para que participen en el conjunto de las actividades escolares.

Volver

Estimulación temprana

En los primeros años de vida, el niño inicia la aproximación al mundo y comienzan sus aprendizajes, construyendo su desarrollo, y relacionándose con el medio. Por ello, la estimulación temprana va dirigido al niño en las primeras etapas de la vida, a la primera infancia, ya que en estas primeras edades se desarrollan y maduran las capacidades fundamentales y prioritarias: área del lenguaje, sensorial, física, psicológica, etc., aunque se llevarán a cabo de una manera global, principalmente desde la etapa prenatal hasta los 4 o 6 años, según los casos. Es un periodo vital, caracterizado por un potente ritmo evolutivo, donde la capacidad de adaptación del sistema nervioso y del cerebro es un factor determinante para el desarrollo posterior.

Área de psicología

Desde el área de psicología se propone trabajar con el paciente y su familia aquellas necesidades emocionales, psicológicas y de conducta, tanto en sus aspectos individuales como en su adaptación al medio familiar y social. Se brinda contención y apoyo tanto al paciente como a su entorno familiar, pilar fundamental en la recuperación del paciente, favoreciendo que el paciente pueda desarrollar su máximo potencial en todas las áreas de su vida cotidiana y tomando en cuenta sus capacidades y aspiraciones de vida.

Se acompaña a los pacientes y sus familias durante los períodos de estrés, dolor y pérdida, pues cuando una persona sufre un traumatismo físico, también experimenta un shock psicológico al enfrentarse a su nueva situación física y el enfrentarse a todos los cambios que dicho trauma genera en su vida diaria.

Volver

Fisiatría

El médico fisiatra es el encargado de la atención del paciente, su manejo clínico y de la medicación correspondiente. Además de coordinar el equipo de profesionales adecuado para cada paciente, según su patología. Finalmente, coordina las reuniones semanales de equipo y supervisa los tratamientos de los pacientes.

Volver

Persona realizando terapia en mano

Destacado 4